Ante el inicio de la catequesis: indicaciones y orientaciones específicas para párrocos y catequistas

Tras el mes de septiembre, que ha servido de preparación para la vuelta segura de la catequesis a las parroquias (Fase 1), llega el mes de octubre. Este mes marca el inicio de la actividad catequética en nuestras parroquias (Fase 2: actividad catequística), que se extenderá hasta el año próximo con la celebración de la Pascua; momento en el que comenzarán a celebrarse los sacramentos de iniciación cristiana (Fase 3: sacramental y mistagógica).

Las circunstancias actuales, consecuencia de la pandemia, nos mantienen en alerta y con nuestros sentidos puestos en la seguridad sanitaria. Por ello se ha preparado un protocolo con orientaciones sanitarias para asegurar el regreso de la catequesis a las parroquias con toda seguridad para este curso catequético 2020-2021.

La parroquia sigue siendo el lugar privilegiado para el desarrollo y la realización del proceso educativo e iniciático en la fe (Cf. Directorio para la catequesis, núm. 299). Pero este desarrollo se dará con provecho cuando previamente se ha comenzado en la casa y en la familia, ofreciendo los primeros rudimentos o enseñanzas de la fe.

La experiencia vivida al celebrar y vivir la fe en casa durante el confinamiento, hoy se convierten en aprendizajes más que válidos para la vivencia comunitaria de la fe en las parroquias. Por lo tanto, no hay que hacer opción por uno u otro ámbito, ambos ámbitos son necesarios y se complementan: parroquia y familia son imprescindibles para el desarrollo de la fe en todas sus dimensiones.

No obstante, las medidas sanitarias y de seguridad, tan imprescindibles y necesarias, no han de hacernos perder de vista que, al final, la catequesis son los catequistas. A ello quiere responder esta serie de orientaciones y protocolos pensados para los responsables de la catequesis, los catequistas: párrocos, catequistas parroquiales y catequistas en casa y en familia (mamás, papás, abuelos y abuelas, hermanos mayores, etc.).

Estos protocolos y orientaciones específicas serán muy útiles para guiar y encauzar la tarea de los catequistas tanto en el ámbito parroquial como en casa y en familia.

Protocolo para la catequesis parroquial
Orientaciones para la catequesis en familia

Deja una respuesta